10:26:18 Lunes, 14 Octubre 2019

Hace unas semanas, cerca de las costas de Güímar y Fasnia, en Tenerife, un buceador descubrió lo que se piensa ser los restos de un barco que se hundió en 1862, el Tinerfe, cuyo paradero en el fondo del mar era hasta ahora desconocido. 



La Comandancia de Marina se encargará de determinar las coordenadas, según las fotografías e informaciones del buceador, para evitar el expolio. Sin embargo, la extracción del supuesto Tinerfe seria un proceso muy complejo y costoso, ya que el pecio está en un lugar casi inaccesible y bastante peligroso a causa de las fuertes corrientes. Así que la mejor manera de conservarlo será dejarlo en el fondo del mar.