19:58:54 Miércoles, 23 Octubre 2019

La animada ciudad capitalina de Santa Cruz está situada en la punta este de la isla de Tenerife y acoge uno de los puertos de mayor importancia histórica del Océano Atlántico. La urbe se desarrolló rápidamente durante el siglo XIX, ya que las naves con rumbo a América paraban aquí con regularidad, ayudando así a reafirmar este destino en el mapa del mundo. Hoy en día, es un vibrante y cosmopolita enclave lleno de actividad y de interesantes lugares que visitar, con una atractiva arquitectura, grandes oportunidades de compra y excelentes restaurantes. El puerto es la puerta hacia la España peninsular, además de una parada para muchos cruceros que se dirigen al Mar Caribe. 

Una estupenda manera de explorar la ciudad es dando un paseo en el autobús turístico descapotable, donde podrá subir y bajar cuando desee en los puntos marcados en la ruta. La cultura está viva y se percibe en sus calles. Como prueba de ello está el Auditorio de Tenerife, el edificio del Parlamento de Canarias o las numerosas facultades de la Universidad de La Laguna, sin olvidar la zona de compras de Plaza de España, en la avenida que conduce a la Plaza de la Candelaria, donde podrá adquirir marcas internacionales a precios libres de impuestos. Además, tiene un puesto de información turística en el que puede hacerse con mapas, callejeros, etc.

Cada año, en febrero o marzo, Santa Cruz se convierte en una colosal fiesta con la llegada del Carnaval. Durante semanas las calles y plazas se transforman en un gran festival, ¡y aquí sí saben cómo celebrarlo! Viene gente de todas partes, se disfrazan con coloridos trajes, participan en las cabalgatas y bailan y cantan hasta bien entrada la madrugada. Es una época del año estupenda para visitar esta animada ciudad, ya que estos Carnavales se encuentran entre los mayores de todo el mundo. 

Santa Cruz acoge también a la Playa de las Teresitas, una bella y enorme playa de arenas rubias rodeadas de palmeras. Se encuentra bajo los frondosos bosques del Macizo de Anaga, que protege la bahía de los vientos. Sus aguas cristalinas son tranquilas y hermosas. Aquí podrá jugar al voleibol y participar en clases de aeróbic si tiene ganas de más actividad, o simplemente tumbarse al sol y disfrutar.  

La capital de la isla es un lugar estupendo para ser explorado: desde el ambiente cosmopolita de las exclusivas zonas de compras al remanso de paz de la playa. Por ello viene tanta gente a pasar el día, sin importar el lugar de la isla donde se hospede. Eche un vistazo a algunos de los fantásticos hoteles en Tenerife ubicados en los principales complejos aquí.

La Laguna
La Orotava
Playa de las Américas